Masters y Diplomaturas de Postgrado, UAB

  Manuales de Texto

 

 www.grafologiauniversitaria.com      www.grafoanalisis.com     marfrains@hotmail.com

 

 

GRAFOANALISIS DE FRAY LEOPOLDO *

 

 Francisco Viñals Carrera

Profesor del Instituto de Criminología de la

Universidad Complutense – Cátedra de Derecho

Penal, Secc. Del. en la Universidad Córdoba (año 1993)

 

 

Cuadro de texto: * Francisco Viñals Carrera cuando era profesor del Instituto de Criminología de la Universidad Complutense, impresionado por la personalidad de Fray Leopoldo de Alpandeire solicitó a la Orden de los Franciscanos a la cual está muy vinculado, le dejaran examinar los manuscritos de este Hermano Menor, casi analfabeto pero con una “sabiduría” propia del mayor de los estudiosos,  y una “humildad” que le hizo ganarse el afecto y agradecimiento del pueblo de Granada. El análisis fue muy dificultoso ya que apenas habían unas diez cartas y además con la escritura muy castigada por las graves dolencias que aquejaban a esta  persona, pero a pesar de dicho reto y de forma totalmente altruista quiso realizar el estudio que constituye un testimonio más sobre la grandeza espiritual de Fray Leopoldo.

 

 

 

 

 

 

CARACTERÍSTICAS PSICOSOMÁTICAS (Psico-biología y Temperamento)

 

Desde el punto de vista psicofísico y aunque se observan las alteraciones propias de la edad, por afecciones físicas, que merman el sistema circulatorio, en general existe una lograda armonización. de fuerzas que consiguen dominar el temperamento.

 

Refleja todo lo contrario de la impulsividad y la precipitación. Existe un completo dominio de los instintos, incluso podría hablarse de libido en regresión; llega a sublimar la energía instintiva hacia la esfera del espíritu.

 

Demuestra haber tenido una gran capacidad laboral, por la intensidad, continuidad y concentración en el trabajo, a ritmo mesurado pero constante, también se aprecia habilidad manual.

 

La resistencia a la frustración es muy notable, existiendo un importante potencial de reacción ante las adversidades.

 

Sus cualidades imprimen fortaleza a su personalidad y aunque tiende a la introversión, se descubre como la razón reflexiva e inspirada guía principalmente en él sus acciones, observando estabilidad emocional y un reflejo de serenidad que le caracterizan.

 

La fuerza del Yo le concede en su caso una notable estabilidad, firmeza y decisión en el modo de actuar, conciencia responsable y digna.

 

Cierto también que por su predisposición temperamental fuerte, Fray Leopoldo tuvo que pasar por algunos trances de lucha interna o conflictos entre las tendencias naturales y la actitud del yo o entre las tendencias individuales y las del ambiente, si bien consigue una perfecta socialización o sublimación de los propios problemas internos, insisto la emotividad está canalizada hacia la esfera propia del espíritu.

 

 

CARACTERÍSTICAS VOLITIVO-MORALES (Carácter)

 

Su composición caracterológica destaca un acusado sentido de la responsabilidad.

 

Tal como se ha expuesto, no existe imprudencia, ni osadía, nuestro analizado es incapaz de sobrepasar los límites establecidos pues enseguida se sentiría invadido por la culpabilidad o la abordarían sensaciones de haber hecho algo malo. fácil autocrítica y escrúpulos propios de una conciencia muy afinada que le predisponen al fácil arrepentimiento y reconciliación.

 

En su interior existe una cierta ansiedad, pero únicamente como temor a obrar mal y su forma de paliar esta preocupación está aceptando la plena obediencia dentro de la Orden, llegando si es preciso a convertirse en esclavo del "deber", de las obligaciones, del orden (su búsqueda del perfeccionismo podría Ilevarle a intrapuniciones autoexpiatorias, también podría potenciarle un cierto conservadurismo).

 

Su autocontrol podría confundirse en alguna ocasión y causar una falsa apariencia o sensación exterior de frialdad; cierto que Fray Leopoldo tiene una predisposición caracterológica fuerte, propia del que se sacrifica y también exige sacrificio, la voluntad imperante que podría propiciar en otro una carrera hacia puestos de responsabilidad o bien la independencia de criterios por confiar más en las propias posibilidades que en las ajenas, en Fray Leopoldo se convierte en abnegación y actitud de servicio a sus creencias de forma incondicional, sin someterse a la posibilidad da vacilación o duda. claro está que esta circunstancia puede limitar la capacidad de relación social, pues acepta a los demás desde su prisma espiritual, pero no aceptará de ninguna manera cualquier criterio o corriente social si choca con sus creencias, ahora bien, el no aceptarlo no quiere decir que actúe con agresividad, en todo caso luchará con la oración, la penitencia y el sacrificio; si hay que castigar a alguien prefiere castigarse él para beneficio de los demás.

Su afectividad es pues serena o secundaria, está también sublimada al terreno del espíritu, podría afirmarse que es un ascético y en la vida material su tendencia sería la de pocos pero buenos amigos, pero por su sublimación socializada consigue un buen nivel de tacto incluso de simpatía que convierte su carácter en dulcificado y atractivo.

Hasta en los pequeños signos queda patente el idealismo; la sensibilidad espiritual hasta el misticismo.

 

 

CARACTERÍSTICAS INTELECTUALES Y MENTALES

 

Desde el punto de vista intelectual y a pesar de sus limitaciones observadas únicamente por su precario nivel cultural, destaca un gran sentido de la realidad y ponderación que le facilitan su objetividad y conceden mayor importancia a su actitud meditativa.

 

Cierto, sabe exponer las situaciones con realismo y claridad, aún con cierta ansiedad de hacerse entender mejor, teme que no comprendan lo que quiere dar a entender y se esfuerza por conseguirlo.

 

Entre sus cualidades mentales destaca la intuición y el pensamiento inductivo.

 

Se aprecia riqueza psíquica y también se descubre una cierta capacidad imaginativa, especialmente dirigida a la evocación, aunque ello en ocasiones le podría provocar recuerdos insistentes, incluso a veces torturantes, de lo que "debería haber hecho" y de lo que "debería hacer", como un sentimiento culpabilizante de las oportunidades desaprovechadas y la búsqueda de recursos en sí para afrontar mejor el futuro.

 

En la escritura de Fray Leopoldo se ve claramente como la inteligencia y la senso-percepción se armonizan.

 

Refleja una inteligencia observadora y reflexiva, que no se limita solo a recoger datos y clasificarlos, sino que siente la necesidad de intervenir en las cosas y en los hechos para adaptarlos a las necesidades reales propias o a las de los demás.

 

No se puede hablar de una gran inventiva y originalidad de pensamiento, pero sí de cierta imaginación realista, de capacidad para lleva a cabo tareas de medida y de cierta profundidad, e incluso de aportaciones nuevas al conocimiento y solución a muchos problemas. í Juicio sano y sensato.

 

Tiene bastante presencia de ánimo, sobriedad y precisión.

 

 

SÍNTESIS DE LOS RASGOS BÁSICOS DE LA PERSONALIDAD

 

Es austero y autocrítico. se controla por la necesidad de exactitud detallista que le conduce a la verificación de los hechos y a la precisión de su actividad.

 

Por las afecciones físicas y su avanzada edad, en sus últimos tiempos más que fuerza se detecta resistencia, ello le permite continuar a pesar de las oposiciones y contrariedades, ya que sabe que persistiendo logrará su loable propósito.

 

Es pues constante, concéntrico, cauteloso y a veces incluso defensivo (contra todo lo que pueda entorpecer el camino de la fe). Rechaza las vulgaridades y corrientes que atentan a su ideal de perfección espiritual.

 

Dirige su energía a la búsqueda del éxito espiritual, por ello supera los obstáculos y sabe tomar sus propias decisiones una vez meditadas. Persigue sus objetivos con la tenacidad. no es persona que se satisfaga con poca cosa, ni que abandone una tarea a medio hacer.

No le gustan las decisiones demasiado rápidas, prefiere reflexionar para acertar la mejor solución y en consecuencia lanzarse a fondo con plena seguridad.

 

Su nivel de voluntad es muy alto, es perseverante y consecuente en sus acciones. En general es extraordinariamente resignado y sabe sufrir en silencio.

 

Dispone de temperancia, paciencia y demás cualidades de orden espiritual.

 

Incluso a veces puede aparecer en él la nostalgia latente por un ideal de perfección, llegando fácilmente al escrúpulo. Es persona de ideales sociales y humanos.

 

No cabe la menor duda de que es persona muy influenciada por el mundo del espíritu y ello le marca inconscientemente su conducta, tanto para sentirse feliz como para sufrir con el escrúpulo de conciencia.

 

También habría que insistir en que está dotado de disposición para comprender por intuición, esto es, dispone de un modo de conocimiento inconsciente, de juicio instantáneo que le facilita o revela lo que las cosas, situaciones, hechos o personas puedan ser, lo que puedan tener de oculto, la finalidad que persiguen, las posibilidades que encierran, la dirección hacia donde apuntan.

 

Experimenta vivamente la necesidad de adaptarse al mundo de lo sobrenatural con una espiritualidad ejemplar.

 

Así pues y elaborando ya un retrato caracterológico de Fray Leopoldo, deberíamos  destacar que su pensamiento está inmerso en el mundo sobrenatural y solo en éste considera que vale la pena dedicarse. su aspiración está exclusivamente dirigida a la espiritualización de su ser y el de los demás, para encontrar él ya la vez sugerir a los demás una más íntima comunicación con Dios.

 

No es de extrañar que incluso llegue a despreciar los goces sensuales, ya que su único objetivo es conquistar el Cielo. Su alma ha descubierto lo que realmente vale la pena. incluso es capaz de soportar el máximo sufrimiento como forma superior de renuncia y entrega en la existencia, que le acerca todavía más a ese ideal de santificación al que aspira (el sufrimiento es para él un vehículo para negar lo más material de sí mismo, sus debilidades y encauzarse a un estado superior, un pago para conseguir la mejor recompensa, por ello es capaz de inflingirse penitencias y mortificaciones). todo placer fuera de la armoniosa Comunión con Dios le parece una especie de degradación. ciertamente es muy escrupuloso, examina su conciencia constantemente y con un gran rigor.

 

Su renuncia a los bienes materiales denota su grandeza, es el instrumento de su perfección.

Carta manuscrita de Fray Leopoldo de Alpandeire, anciano y aquejado de graves dolencias. Los rasgos caligráficos son propios de la época y habituales en una persona que apenas sabe escribir.

 

ICG y Coordinación del Máster en Grafoanálisis Europeo y en Criminalística.-

E. Postgrau, Universitat Autònoma de Barcelona .-Telf: 93.321.57.48   -  http://www.grafologiauniversitaria.com 

VOLVER AL INICIO